Las niñas ya no quieren ser sólo princesas

Cuando soplan vientos de cambio algunas personas construyen molinos de viento.